Inicio Destacadas Las candidaturas nacionales 2025 comienzan a hacer ruido en la provincia –...

Las candidaturas nacionales 2025 comienzan a hacer ruido en la provincia – Por: Daniel Salmoral

120
0

Se terminan para el Presidente sus días de paz. De vuelta de su gira por California y El Salvador, deberá ocuparse de cuestiones que no le gustan. El tema de la elección legislativa del año venidero gana terreno. En Salta, nombres de posibles candidatos a bancas nacionales empiezan a escucharse a la vez que Gustavo Sáenz termina de definir los puntos que contendrá el «Pacto de Güemes».

DANIEL SALMORAL.- Javier Milei tuvo una semana hermosa para él.

Por qué?… porque estuvo lejos del país, de los quilombos internos y haciendo lo que más le gusta: ser un embajador plenipotenciario de las ideas anarco-liberales en el mundo.

Primero estuvo en Silicon Valley, California, donde se reunió con Mark Zuckerberg CEO de Meta, la compañía dueña de Facebook, Instagram, WhatsApp y Oculus.

Después tuvo encuentros con Sam Altman, el CEO de OpenAI (dueña de ChatGPT), con Sundar Pichai CEO de (Google) y con Tim Cook CEO de (Apple), con los que charló porque su Gobierno tiene la intención de transformar a la Argentina en un polo de desarrollo de inteligencia artificial.

Luego de su exposición en la Universidad de Stanford, Milei se reunió con el CEO de Google | Perfil

De allí, viajó a El Salvador para abrazarse con Nayib Bukele, quien este sábado asumió un nuevo mandato presidencial a partir de lo que fue su rotundo triunfo electoral en el que obtuvo 58 de los 60 diputados que conforman su representación legislativa nacional.

En todos los casos, junto a Karina, su hermana que ocupa el cargo de secretaría general de la Presidencia y es en los hechos la máxima autoridad política de La Libertad Avanza. Cumplido el trámite que había puesto especial interés en protagonizar, encaró el regreso al país que, a decir verdad, si pudiera evitarlo lo hubiera hecho.

Lo de Milei, desde su mirada, tiene razón de ser ya que sabe que aquí lo espera la cosa que más aborrece hacer que es gobernar.

Apenas pise suelo patrio, el Presidente deberá encontrarse con el escándalo por la mercadería que se pudre en galpones mientras el hambre cunde entre el pobrerío, en tanto que en Capital Humano que conduce quien considera es «la mejor funcionaria» de su Gabinete, Sandra Petovello,  su gente cruza denuncias tratando de salvar culpas en un clima hostil donde apareció la palabra que Milei había prometido a sus votantes que nunca aparecería durante su gestión: corrupción.

Quién es Sandra Pettovello, posible ministra de Capital Humano de Milei: matrimonio con Pablo Rago, consultora en psicología y reikista | Perfil

Esa cuestión pasó a ser la más importante en su pupitre eclipsando, al menos por un par de días su aflicción de los últimos tiempos que eran la salida de una vez por todas de la órbita legislativa de la Ley Bases y el paquete fiscal, sumado a la remoción de su amigo de siempre Nicolás Posse de la Jefatura de Gabinete, entre otras cosas, por haber querido superar en materia de espiar a propios y extraños al mismísimo James Bond.

En su viaje de vuelta al país con los problemas domésticos, seguramente Milei se debe haber dado cuenta que nada puede ser perfecto, porque estos temas sacaron de las primeras planas los datos que varias consultoras dieron a conocer en la semana que terminó y que muestran, por ejemplo, que más del 57% de los consultados creen que «lo peor ya pasó» y que la inflación dejó de ser la principal preocupación para los argentinos siendo reemplazada ahora por el desempleo, los salarios bajos y la pobreza. 

A eso se suma lo que dicen los números sobre su imágen que reparte apoyos y rechazos combinando 49% de positiva y 48% de negativa. 

«Nada mal», dicen quienes interpretan estos datos teniendo en cuenta las medidas totalmente antipopulares que Milei impuso en materia económica apenas llegó a Casa Rosada.

Sin embargo, los «errores no forzados» que su equipo ministerial provocó en estos últimos días podrían hacer caer ese apoyo de casi el 50% por críticas que ya comienzan a ser en algunos casos furiosas, y que llegan hasta de su propio patio interno.

La elección de 2025

No obstante estos datos de la realidad, hay una medición que hasta antes del tema de la comida en galpones y no en las mesas de los comedores comunitarios por la indolencia de funcionarios de LLA no se sabe si por inútiles o malvados, tenía «saltando en una pata» no sólo al Presidente sino a todo su partido y sus aliados políticos.

Una encuesta de la Consultora Pulso, adelantó que si las elecciones de renovación parlamentaria de 2025 fueran este domingo 2 de Junio, quienes ganarían la mayoría de las bancas en disputa a lo largo y ancho del país tanto en Nación como en provincias y municipios serían los/as candidatos/as de La Libertad Avanza.

El gráfico que exhibe este dato es elocuente:

Según se ve, LLA llegaría al 34,8% de los votos; el kirchnerismo al 17%, menos de la mitad de los libertarios, mientras que el resto de las fuerzas políticas obtendrían estos porcentajes: Peronismo Federal (8,5%); PRO (6,8%); Izquierda (5,7%) y UCR (4,4%), lo que marcaría su peor performance electoral desde 1983.

Estos números muy alentadores para el oficialismo, indican que ahora en todo el país y en todas las categorías, desde senador nacional hasta concejal, las «pechaderas» que se comenzarán a armar para llegar a ser candidatos mileístas será infernal y despiadada.

Muchos/as querrán ser candidatos de Milei, entiendan o no de qué se tratan las ideas anarcos-liberales, porque los viejos zorros de la política ya saben que si estos números que se anticipan pasan al terreno de la realidad, la mayoría de los escaños legislativos quedarán en manos de quienes logren integrar las boletas electorales con las letras «LLA» y la foto del Presidente.

Qué pasará en la provincia

En el caso de Salta como ya dijimos desde estas columnas, serán 7 los cargos nacionales en juego en 2025: tres de senadores y cuatro de diputados y ya se sabe que son varios, muchos en verdad, los que buscarán llegar por lo menos a la categoría de candidatos y para eso harán lo que sea incluso, caer en actitudes reñidas la ética y el «juego limpio» que toda elección democrática debería tener, con el agregado especial ahora de la dieta que cobran los senadores que es de $8 millones mensuales.

Si bien ya hay movimientos electorales en todos los «mentideros políticos» de la provincia, por estos días comienzan a aparecer los nombres que se barajan para llenar la boleta en la categoría de aspirantes a la Cámara alta y que pertenecen a figuras conocidas como los de Alfredo Olmedo; Juan Carlos Romero y Juan Manuel Urtubey.

Este último se ilusiona con que los salteños ya olvidaron lo que fueron sus tres desastrosas gobernaciones y lo más importante, no le preguntarán adónde están las obras prometidas con los millonarios préstamos en dólares como el Fondo de Reparación Histórico y del Bicentenario que contrajo en nombre de los salteños bajo la promesa que con ellos repararía injusticias que vienen de muchas décadas con la provincia por parte de las diferentes administraciones que pasaron por Balcarce 50.

Olmedo por su parte, es seguro intentará correr con el «caballo del comisario» pero para eso hará falta ver qué actitud toma Milei con él luego de su poco felíz actuación como presidente del Parlamento del Mercosur.

El otro que es casi un hecho buscará seguir ocupando una banca que conoce bien es Juan Carlos Romero, y en su caso no se sabe si lo hará con apoyo político propio o si para esa empresa sumará el del gobernador Gustavo Sáenz, quien hasta ahora no se sabe si moverá su estructura política en apoyo de algunos de estos (Urtubey o Romero) o si lo hará por uno que surja de su propia riñonada.

En noviembre de 2018, Urtubey también dijo que su sueldo de Gobernador 'no le alcanzaba para vivir'

«Nombres no le faltan a Gustavo para elegir entre su propia tropa, pero por ahora es prematuro lanzar posibles nombres. Todo dependerá de cómo se acomoden las cosas con Nación para ver si sale decidido a enfrentarse con Milei o llega a algún tipo de acuerdo electoral que por sobre todo, beneficie a la provincia», comentó un funcionario grandbourdiano quien dejó flotando una pregunta que si tiene respuesta positiva, pondría a la provincia en estado de ebullición absoluta en los tres años venideros: «y qué pasa si Gustavo (Sáenz) es candidato a senador?. Por eso digo que mucho va a depender de cómo queden las cosas con el gobierno nacional después que la pelea legislativa baje la espuma y Milei tenga las herramientas que necesita para darle un nuevo impulso a su gobierno», cerró diciendo, consciente que si su interrogante pasa al plano de la realidad todo cambiaría en materia política tranqueras adentro de la provincia.

Epílogo

Mientras eso se alquimiza en el territorio electoral a futuro, en la realidad actual el gobernador Sáenz se concentra en los puntos que le propondrá a todos los salteños a suscribir en el «Pacto de Güemes» que verá la luz el 17 de Junio venidero.

Se sabe ya que hay varios dirigentes políticos, empresariales, gremiales y sociales dispuestos a apoyarlo, pero también a quienes adelantan que no lo harán.

Entre estos últimos estarían peronistas clásicos, kirchneristas, sectores de izquierda y opositores seriales a todo lo que provenga desde Grand Bourg.

Sin embargo, por estos días hay dudas sobre qué harán legisladores de La Libertad Avanza y dirigentes del PRO, que se sabe hace rato que impulsan no acordar nada con lo que proponga el gobierno provincial más allá de lo que argumente.

Pacto de Güemes: otra "guitarreada" del gobernador

De todas formas, se sabe que Sáenz convocará a todos más allá de identidades partidarias. «La idea es que los salteños todos defendamos los intereses de los salteños todos», adelantó el Gobernador.

Habrá entonces que esperar solo unos días para ver qué fin tendrá esta propuesta que, más allá de especulaciones, terminaría favoreciendo no a un gobierno sino a la provincia y su gente que desde siempre viene siendo castigada con políticas centralistas que llevaron adelante administraciones nacionales de todo color político.