Inicio Destacadas Justicia Electoral intima a la UCR de Salta a rendir fondos

Justicia Electoral intima a la UCR de Salta a rendir fondos

1735
0

La Justicia Electoral libró una Cédula de Notificación intimando a la Unión Cívica Radical de Salta a rendir cuenta de varios puntos.

DANIEL SALMORAL.- La Unión Cívica Radical supo ser uno de los grandes partidos políticos de Salta. Su historia centenaria está regada de nombres rutilantes de correligionarios que descollaron por su talento profesional y político, algunos habiendo ocupado altos cargos nacionales. Pero el tiempo que todo lo corroe parece haber carcomido también esos lustres personales que la historia se fue llevando, dejando en cambio camadas de dirigentes de poca monta.

La prueba más contundente de que la ruina del partido se debe a las últimas gestiones es que a días de las elecciones provinciales, la UCR como partido no participa, no figura, no existe. Puertas adentro, los radicales «Que son cuatro y entre todos están peleados», como dijera algún circunspecto militante, tiene otros graves problemas. La hegemonía ejercida por el hasta hace proco presidente, Miguel Nanni, dejó a la UCR vacía de contenido ideológico, de militantes y parece que ahora también de dinero.

En efecto, la Justicia Electoral acaba de librar una Cédula de Notificación intimando a la Unión Cívica Radical de Salta a presentar la documentación correspondiente que acredite cuál ha sido el destino de los fondos librados hacia ese partido, solicitando un pormenorizado control de los estados y movimientos patrimoniales, ya que no se realizó ningún informe de parte de esa directiva sobre la rendición de aportes de las elecciones provinciales, de modo que no existe verificación sobre ingresos, egresos, «créditos y deudas vinculados a las campañas locales», dice el escrito.

Asimismo la Justicia reclama que los libros contables -Libro Caja y el asiento del Libro Inventario «no fue llevado en debida forma»-, tampoco han sido ofrecidos.

No existe tampoco respaldo de lo ocurrido con los aportes públicos para campaña local «otorgados por el Tribunal Electoral de la Provincia» por el monto de «$ 4.207.684,11 (Cuatro millones, Doscientos Siete Mil, Seiscientos Ochenta y Cuatro con once Centavos), siendo así, entonces, que no existe ninguna justificación sobre el destino de ese dinero.

Más adelante, la Justicia Electoral reclama que tampoco «se proporcionó la documentación de respaldo de los pagos realizados en concepto de gratificaciones», existiendo «pagos de mayor cuantía cancelados en efectivo». Es decir, que desde la UCR, no se utilizaron para los pagos valores bancarios haciendo imposible verificar el exacto destino de esos fondos.

Al parecer, toda esta situación debió ser tratada -como que estaba en el Orden del Día- de la última Convención realizada el día 22 de octubre del 2021, próximo pasado, donde se aprobó «a libro cerrado» todo lo relacionado con la situación de los fondos recibidos. Se habría hecho así en la creencia de que los dirigentes del partido tenían la libre disposición de los dineros partidarios sin tener que dar cuenta de los mismos.

Ahora ocurre que la Justicia Electoral señala que la documentación presentada «por la Unión Cívica Radical no cumple con los recaudos exigidos por las normas aplicables y que los estados contables acompañados contienen diversas deficiencias que impiden conocer su situación patrimonial y, en última instancia, el origen y destino de los fondos partidarios».

Será obligación del ex presidente, Miguel Nanni demostrar a la brevedad la transparencia de los movimientos económicos de la Unión Cívica Radical, en honor y homenaje de la tradición centenaria de transparencia que fuera uno de los pilares que dieron nacimiento a esa corriente en 1890.

Caso contrario, se sentirá otra vez el paso de los casos de los caballos tirando el carruaje que transporta en otra noche fatídica al espíritu de Leandro Alem que regresa para suicidarse nuevamente.

LA CÉDULA DE NOTIFICACIÓN COMPLETA 

 

Fuente: Voces Críticas