Inicio Destacadas Rara alquimia opositora en Salta – Por: Daniel Salmoral

Rara alquimia opositora en Salta – Por: Daniel Salmoral

797
0

DANIEL SALMORAL.- Cuando terminó la elección de 2019 en la que Gustavo Sáenz derrotara de manera contundente al kirchnerismo salteño encabezado por la dupla Leavy- Estrada, lo primero que dijeron los k vernáculos fue que perdieron porque equivocaron la estrategia, confundieron el escenario nacional con el provincial, pero sobre todo porque no habían sido capaces de convocar a «todo el mundo», y por eso cayeron ante «un candidato que no se sabía si era macrista, kirchnerista o qué carajo», por eso es que, al parecer, en la elección de este año intentarán no cometer el mismo error y es por eso que han arrancado con la idea de edificar un espacio con el único fin de desplazar del CCGB al actual gobernador y ser ellos los nuevos dueños del poder en Salta.

Para eso, hace rato que vienen organizando encuentros con dirigentes de orígenes diversos: derecha, izquierda, centro, con el fin de materializar en este 2023 lo que les falló cuatro años atrás.

«No podemos cometer el mismo error. Ahora nos tenemos que juntar toda la oposición para derrotar a Sáenz. Si nos unimos todos en un frente grande lo podemos lograr», le dijo un eufórico kichnerista-urtubeycista a este Portal, mientras daba instrucciones por celular a quienes dijo, «son compañeros que se quieren sumar a esta cruzada que es sacar a Gustavo Sáenz de la gobernación», lanzó.

Voluntarismo puro

Lo cierto, es que más allá de los voluntarismos, concretar en los hechos lo que están elaborando en papel, aparte de ser una idea que no tiene demasiado sentido político práctico, resulta en el terreno de lo tangible, difícil de concretar.

Para el kirchnerismo salteño, que se encuentra bastante atomizado, no le será fácil convocar a todos detrás de una figura que según hizo saber Periódico El Expreso, sería el actual diputado nacional, Emiliano Estrada, porque no todos los K militan en La Cámpora, que, sostienen, sería la agrupación nacional que estaría impulsando al joven economista en Salta.

En ese tinglado K, también hay otros partidos y organizaciones que entienden podría ser gente de ellos la que encabece una movida de este tenor y allí aparece un primer escollo.

Además, como extra, hay que considerar que están los peronistas enfrentados a la CAP y al PJ oficialista, que ya adelantaron que están dispuestos a ser protagonistas de la lucha electoral en la provincia, y para eso buscarán candidaturas importantes y seguras para todos los recintos legislativos.

Desconcierto en JxC

Ya afuera del paraguas K, hay otros partidos y dirigentes que están alineados en Juntos por el Cambio, a los que les resultaría difícil explicar porqué dejarían su habitat para aliarse a kirchneristas con quienes están enfrentados en el orden nacional de manera irreconciliable.

Esa realidad indica que, más allá de alguna buena relación personal que pudieran tener, por ejemplo, Emiliano Estrada y Carlos Zapata, de «Ahora Patria», resulta inimaginable pensar que ambos podrían aparecer en una fórmula gubernamental provincial.

«Ahora Patria está en JxC y no puede irse de allí con los K. Aparte, no hay que olvidarse que Alfredo Olmedo está entusiasmado con volver al Congreso de la mano de Javier Milei y ese no es un dato menor. Apenas se insinúe de manera seria que puede haber una alianza electoral entre Estrada y Zapata, Olmedo pateará el hormiguero y se armará un kilombo bárbaro», era la reflexión de un dirigente olmedista del interior provincial que vino a la Capital a «pispear» cómo está el panorama.

Por otra parte, los radicales tienen su propio «mambo» interno, y como decían las abuelas, «el horno no está para bollos» para aparecer con alquimias raras como una sociedad política con los K.

El PRO por su parte, con Inés Liendo como vocera, ha dicho que armarán su propia propuesta, siendo ella una de las posibles candidatas a gobernadora, lo que indica de forma visible que desde allí tampoco puede haber chances de avanzar en el armado del «frente grande provincial» del que hablan algunos K.

SI seguiría independiente

Salta Independiente (SI) el nido político que lideran los hermanos Biella, tampoco jugarían con los K por más que Emiliano Estrada, a quien respetan, esté en el tema.

Esto es lógico porque siempre manifestaron su rechazo a todo lo que tenga tufillo K, por lo que no se sumarían, más ahora que están armando una propuesta propia junto a Martín Grande, que aterrizó semanas atrás en ese territorio después de dejar el PRO.

Armado político complicado

De acuerdo a estos datos de la realidad, no queda otra que concluir que la estructura que se buscaría formar y de la que se habla en estos días con el solo fin de derrotar a Sáenz, podría llegar a integrarse nada más que por espacios K, pero por encima de lo que puede ser el armado electoral, hay un tema de fondo del que por ahora no se habla.

La historia argentina reciente mostró que cuando sectores políticos se juntan con el único fin de derrotar a «A», la gestión posterior termina en fracaso y para eso el gobierno de la Alianza basta como muestra.

Cuando se intentan construir este tipo de ofertas electorales, es común escuchar «lo importante es que lleguemos al gobierno y después vemos como nos repartimos el poder y nos armamos adentro», pero eso, se sabe, es un fin mezquino de dirigentes políticos que no tienen en cuenta lo más importante: la gente, el pueblo, los ciudadanos, que es para quién tendrán que gobernar.

Por estos días, sobre esta idea, se sabe que hay conversaciones, mensajes, encuentros de todo tipo, pero lo concreto es que no hay definiciones y los plazos electorales siguen corriendo, cuando surge la gran pregunta con tono coloquial: «Ché, ¿quién pondrá la guita para bancar esta aventura?».

Ahora gestión

Desde el oficialismo, en tanto, se sabe que el Gobernador ha instruído a su gabinete todo para que se ocupe de la gestión y del principal problema que enfrenta la provincia, al igual que otras del país, que es la sequía y la falta de agua, para lo cuál Sáenz le dijo a sus funcionarios que trabajen en todo el territorio usando las herramientas de la Emergencia Hídirica, sobre todo en el norte, para paliar la dura crisis.

En tanto, en materia política-electoral, ya estaría definido, como adelantamos desde estas columnas, que la idea es conformar dos frentes electorales, igual que en elecciones pasadas, que serán los que contendrán a partidos, agrupaciones y dirigentes que comulgan, desde 2015, con el liderazgo político de Gustavo Sáenz.

Por último y como cierre de esta columna, quedaría decir que el año comenzó con movimientos políticos complejos en la oposición, aunque todavía se está en el plano de las escaramuzas lógicas de todo armado inicial y se tendrá que esperar para ver si se llega al campo de las «efectividades conducentes».

Pero lo más importante es que, ajenos a estas cuestiones, los ciudadanos de a pie siguen sin mostrar interés por lo que pasa en el terreno de la política, y eso, más allá de banderias políticas o elucubraciones de tipo electoral, tendría que ser la mayor preocupación de la dirigencia política toda.