“Nicolasito”, el hijo de Nicolás Maduro, será candidato en las elecciones legislativas de Venezuela

Nicolás Maduro Guerra, de 30 años, es miembro de la Asamblea Constituyente y fue nombrado jefe del recién formado Cuerpo de Inspectores de la Presidencia en 2014, poco después de que su padre tomara el poder.

DANIEL SALMORAL.- Nicolás Maduro Guerra, conocido como ‘Nicolasito’ o como ‘el Kim Jong-un tropical’ (por su viaje a Corea del Norte, donde disfrutó de los gigantescos mítines del dictador), se encuentra en plena precampaña electoral. Según un reporte del diario español El Mundo, en los círculos políticos de Caracas «se da por hecho que el hijo del jefe revolucionario se lanzará como diputado en las elecciones parlamentarias de diciembre, en las que su padre ha dispuesto la plataforma perfecta para mantener el poder: con el árbitro electoral secuestrado, con los partidos de la verdadera oposición intervenidos, con grupúsculos opositores dispuestos a convivir con el chavismo, con los líderes de la Unidad Democrática inhabilitados y en plena reforma de las reglas del juego para ajustarlas a sus necesidades».

Nació el 21 de junio de 1990 y es hijo del primer matrimonio de Maduro con Adriana Guerra Angulo. Estudió en la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Bolivariana donde se especializó en economía.

Según el diario español, «Nicolasito», quien suele acompañar a su padre en actos públicos, ha formado parte de la administración chavista desde la llegada de su padre al poder en 2013. Primero con un cargo inventado especialmente para él por el «hijo de Chávez», jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia de la República, y después como coordinador de la Escuela Nacional de Cine, uno de sus hobbys. Desde 2017 es delegado de la Asamblea Constituyente, el órgano revolucionario puesto en marcha para arrebatar de forma ilegal los poderes legislativos al Parlamento.

El reciente estreno de un programa televisivo, presentado por Maduro Guerra y en el que conversaba con ministros sobre la Historia del país, despertó molestias en las filas revolucionarias. Después de las quejas, el programa no ha vuelto a salir al aire.

El hijo de Maduro es muy cercano a la vicepresidenta Delcy Rodríguez. En reuniones privadas suele alardear diciendo que trabajan en la misma oficina.

En junio del año pasado, Estados Unidos sancionó al hijo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en una intensificación de los esfuerzos de la administración Trump por castigar al régimen socialista por corrupción y prácticas autoritarias.

Nicolás Maduro Guerra, de 30 años, es miembro de la Asamblea Constituyente y fue nombrado jefe del recién formado Cuerpo de Inspectores de la Presidencia en 2014, poco después de que Maduro tomara el poder.

En una declaración del Departamento del Tesoro  EE.UU. acusó a Maduro Guerra de estar involucrado en esfuerzos de propaganda y censura, además de beneficiarse de las minas venezolanas junto con Maduro y su esposa, Cilia Flores.

“El régimen de Maduro se basó en elecciones fraudulentas y su círculo íntimo vive del lujo de las ganancias de la corrupción mientras el pueblo venezolano sufre”, dijo entonces el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado. “Maduro depende de su hijo Nicolasito y otros cercanos a su régimen autoritario para mantener un dominio absoluto sobre la economía y reprimir al pueblo de Venezuela.

Una fiesta con Maduro padre

Este jueves, el régimen chavista arrestó a Javier Gorriño, director de Seguridad Ciudadana del municipio El Hatillo, quien esta semana denunció que el dictador Nicolás Maduro participó de una fiesta en la zona Los Naranjos pese a que en Venezuela rige una estricta cuarentena por la pandemia de coronavirus, impuesta por la misma dictadura.

El portal El Pitazo informa que en horas de la mañana funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) llegaron a la sede de la policía de El Hatillo, y preguntaron por Gorriño. Al presentarse, los uniformados chavistas le ordenaron que debía acompañarlos para un interrogatorio.

También fueron detenidos el comisario de PoliHatillo, Sergio González, y los dos patrulleros que días atrás atendieron una denuncia de los vecinos de Los Naranjos, quienes pedían terminar una fiesta que se estaba llevando a cabo en una quinta cercana. Todos ellos fueron interrogados, y dejados en libertad. El paradero de Gorriño, no obstante, continúa siendo desconocido.

Este procedimiento del DGCIM, uno de los brazos de represión y persecución del régimen, tiene lugar luego de que el pasado lunes el director de Seguridad Ciudadana divulgara el siguiente mensaje, sobre la fiesta en Los Naranjos: “Ojo me indican los patrulleros y el supervisor que en la fiesta de Sur tres de Los Naranjos, no pueden hacer nada porque se encuentra Casa Militar e indican que está el primer mandatario”.

A la mañana siguiente, luego de que se hiciera viral esa información, compartió otro mensaje en sus redes sociales: “Recuperada mi cuenta. Seguimos trabajando y desde @javiergorrino a la orden y a favor de los hatillanos”.

La fecha de esa fiesta coincidió con el cumpleaños del hijo del dictador, «Nicolasito». Por lo que se especula que ese era el motivo de la celebración.

Fuente: Clarín


Coming Soon
¿Cree que los salteños actúan con responsabilidad social ante el COVID-19?
¿Cree que los salteños actúan con responsabilidad social ante el COVID-19?
¿Cree que los salteños actúan con responsabilidad social ante el COVID-19?

A %d blogueros les gusta esto: