Nicaragua anuncia que se retira de la Organización de Estados Americanos

Fue luego de que el organismo considerara “ilegítimos” los recientes comicios y cuando el Consejo Permanente se aprestaba a evaluar si se violaba la democracia en ese país.

DANIEL SALMORAL.- El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, anunció este viernes que el país se retira de la Organización de los Estados Americanos (OEA), luego de que el organismo considerara las elecciones presidenciales del 7 de noviembre en ese país como “ilegitimas” y condenara al régimen de Daniel Ortega.

“Estamos renunciando y desvinculándonos de la Organización de los Estados Americanos, dando por terminado el vínculo del Estado Nicaragüense y la OEA”, agregó el ministro.

El artículo 143 de la Carta Constitutiva de la OEA establece que cualquier país miembro puede denunciarla mediante comunicación escrita a la Secretaría General, pero deberán transcurrir dos años hasta que ese Estado quede desligado del foro americano habiendo cumplido todas sus obligaciones -económicas, técnicas y diplomáticas- con la organización.

La reacción del gobierno de Ortega, en el poder desde 2007, sucede luego de que la OEA condenara el viernes pasado las recientes elecciones presidenciales y legislativas en Nicaragua, en las que Daniel Ortega resultó reelegido con más del 75% de los votos, en unos comicios en los que los principales candidatos de la oposición estaban encarcelados por el régimen.

En la resolución, la OEA estimó que estas elecciones carecían de “legitimidad democrática” porque los principales competidores estaban arrestados y agregaba además fuertes críticas a las violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Además, la resolución estableció que el Consejo Permanente de la OEA deberá analizar antes de que finalice noviembre las “acciones apropiadas” para abordar la situación de Nicaragua y si en ese país se viola la democracia.

El Consejo resolvería si el gobierno nicaragüense había vulnerado la Carta Democrática Interamericana, cuyos artículos establecen hasta la suspensión del organismo.

Esta resolución fue apoyada por Argentina, que dio un giro en su posición de tradicional abstención sobre el tema y del argumento de “no injerencia” en los temas internos de ese país.

Además, fue avalada por El Salvador, Estados Unidos, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay, los delegados venezolanos de Juan Guaidó, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador y Perú.

Se abstuvieron Honduras, México, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Belice, Bolivia y Dominica.

Con la decisión de denunciar la Carta e irse del organismo, Nicaragua se anticipa así a cualquier resolución que tomara el Consejo Permanente.

«Nicaragua se ha adelantado a esa suspensión al renunciar primero. Esto recuerda la suspensión de la membresía de Cuba por parte de la OEA en 1962, que se revirtió (con condiciones) en 2009, aunque el sistema cubano no había cambiado», dijo a Clarín William Leo Grande, profesor de Gobierno y experto en América latina de la American University.

El profesor advierte sin embargo que «la OEA, bajo el Secretario General Almagro, ha sido especialmente partidista en sus críticas a los gobiernos de izquierda, mientras que en gran medida ha guardado silencio sobre los abusos cometidos por los gobiernos de derecha».

Este anuncio de iniciar el proceso de salida de la entidad multilateral es inédito desde 1948, cuando fue creada la OEA. En 2017 Venezuela comenzó el proceso, pero la grave crisis política del país, la autoproclamación presidencial de Juan Guaidó y el cerco diplomático internacional hizo que esa solicitud no prosperara.

Cuba y Honduras, en diferentes momentos (1962 y 2009, respectivamente), fueron suspendidas en aplicación de la Carta Democrática de la entidad, sin embargo, no dejaron nunca de ser parte de la OEA.

La oposición nicaragüense interpretó el retiro de la OEA como una muestra de debilidad del gobierno de Ortega.

Es «una consecuencia de la derrota a su farsa (electoral) del 7.11», publicó en Twitter el movimiento opositor UNAMOS. «Están repudiados y aislados internacionalmente. El régimen no representa la voluntad de los nicaragüenses. Los compromisos con DDHH (derechos humanos) y la democracia son irrenunciables», indicó la organización política, cuyos seis líderes principales están presos desde junio.

Alexa Zamora, integrante del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), calificó el anuncio oficial de «show mediático» para evadir «una inminente suspensión de Nicaragua como miembro de la OEA debido al incumplimiento de sus compromisos en materia de democracia y derechos humanos».

Sin embargo, esto «no exime a la OEA de sus facultades para tomar acciones en esos temas», dijo Zamora.

Fuente: Clarín

Coming Soon
¿Crée que se logrará reordenar el macro y micro centro de la Ciudad erradicando la venta callejera?
¿Crée que se logrará reordenar el macro y micro centro de la Ciudad erradicando la venta callejera?
¿Crée que se logrará reordenar el macro y micro centro de la Ciudad erradicando la venta callejera?

A %d blogueros les gusta esto: