Más allá del COVID, la política en Salta no cede terreno – Por: Daniel Salmoral

Quienes digan que no es tiempo de hablar de temas electorales todavía, estarán diciendo lo políticamente correcto pero en verdad, aunque de manera disimulada, ya están mirando que lugar ocuparán.

DANIEL SALMORAL.- Por encima de la pandemia y de la delicada situación por la que transita la provincia de Salta, la política, con sus propios tiempos, va ocupando la agenda de cara a lo que será el proceso electoral del año venidero.

En ese plano, las novedades se acumulan en los distintos espacios y generan hechos que indican que la lucha electoral, apenas afloje la crisis sanitaria por el coronavirus, partidos y frentes electorales delinearán sus estrategias para llegar de la mejor manera posible al comicio de renovación legislativa.

Es por eso que en la renovada Comisión de Acción Política del PJ, (CAP) sus principales conductores, Pablo «El Loro» Outes su presidente y Antonio Hucena, su secretario general, principalmente, utilizando celulares, zoom y videoconferencias, continúan arrimando dirigentes hacia la tienda pejotiana.

Discreta asunción de Pablo Outes como presidente de la CAP

Son hombres y mujeres que en algún momento tomaron otros rumbos políticos pero que ahora, en virtud de la apertura partidaria prometida por la nueva conducción de la CAP, decidieron retornar al partido que los vio nacer en la política y sumarse a la que algunos definen como una «cruzada» para devolverle al peronismo salteño su brillo de años pasados.

Dos de los que ya tomaron el camino de regreso, son Hugo Olivares y Martín Poma, conocidos hombres del peronismo que años atrás emigraron hacia el Partido de la Victoria, expresión política que en su momento marcó de manera clara el pensamiento político del ex presidente Néstor Kirchner.

Ahora, ambos, por razones similares, han tomado la decisión política de volver a formar parte del PJ y para ello, por estas horas elaboran un documento junto al grupo dirigencial que los acompaña en los diferentes departamentos de la provincia, para de esa manera reingresar como corresponde al PJ salteño.

Según se ha conocido, las charlas virtuales que sostuvieron con Outes y Hucena han arribado a buen puerto, por eso en las próximas semanas, cuando el Covid deje de ser el principal tema en Salta, se concretará su llegada formal a la sede de calle Zuviría, con la salvedad que lo hacen a efectos de sumarse al trabajo político de la CAP.

«Queremos, junto a los compañeros que me acompañan desde hace muchos años, ser parte de esta nueva construcción política del peronismo que proponen los compañeros Outes y Hucena en la CAP, por eso decidimos volver al PJ y sumarnos a esta tarea que implica recuperar la confianza de los salteños en el peronismo, por eso estamos seguros de sumar nuestra tarea militante de siempre, acompañando al «Loro» (Pablo Outes) y a Antonio (Hucena», adelantó Olivares en una rápida consulta de este Portal.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es obra-de-teatro-unate-salta.jpg

Con matices similares, Poma también deslizó algunas razones que evaluó para regresar y que aseguró van a quedar expresadas en el documento con el que se formalizará la vuelta.

De esta forma, Olivares y Poma se suman a Martín del Frari, también un ex victoriano, que con su agrupación «Tercera Posición» hace rato que aterrizó en los dominios que ahora, desde la CAP, lidera Outes.

Otros nombres, como el de David Leiva, por ejemplo, se supo que no dejará «Memoria y Movilización» pero junto a quienes integran este partido político, serán aliados estratégicos claves en el armado del frente político provincial que se conformará para que el «gustavismo» enfrente las elecciones provinciales y nacionales el año que llega.

Artistas

Sin novedad en el frente

Mientras esto sucede en el siempre fascinante planeta peronista, en el Partido de la Victoria vernáculo, las cosas seguirán como hasta ahora ya que su dirigencia, días pasados, decidió renovar mandato a su mesa de conducción encabezada, por cuarta vez consecutiva, por el binomio Leavy-Vilariño.

De esta forma, el ahora senador nacional y exjefe comunal de Tartagal, Sergio Napoleón «Oso» Leavy y el ahora titular del Fondo Especial del Tabaco (FET) y exdiputado nacional, José Antonio Vilariño, seguirán siendo el presidente y vice primero del partido, mientras que el diputado provincial por el departamento Rivadavia, Ramón Jesús «El Rana» Villa, será su secretario general.

Lo que queda por definir en ese partido, es quién será el presidente del Congreso, ya que a los dirigentes que se lo ofrecieron, declinaron aceptar por cuanto ya habían decidido huir del espacio en busca de horizontes políticos más promisorios.

vilariño

Uno de los dirigentes que ya partió y que dialogó con este Portal, hacía esta interesante reflexión: «Es inentendible que en el PV no hayan realizado una evaluación sincera de lo que pasó en la elección del año pasado, donde quedó claro que la conducción erró completamente la estrategia electoral provincial. La nacional la ganaron porque era voto papel y la llevaban a Cristina (Kirchner) pero en la provincial la gente fue contundente y le dijo que no al «Oso», por eso me parece que era hora de renovar, mostrar nuevas figuras, jóvenes o alguno de los que ya están pero otros. Creo que en vez de abrir el partido lo cerraron más, por eso no le veo chances el año que viene en la provincia», afirmó y remató diciendo que «para colmo, se les fue Emiliano Estrada que era quien podía mostrar no sólo una cara nueva sino además, y lo más importante, ideas renovadas a una agrupación con mucho olor a calas».

Lo que dice, tiene mucho de sentido común y es lectura básica de la política.

El escenario que se viene

Oteando ya el horizonte electoral que viene en Salta, el análisis político indica que para el presidente Alberto Fernández será importante que las bancas legislativas nacionales en juego, las ocupen quienes vayan a sumar apoyo político a su gestión.

En ese aspecto, es razonable pensar que el Presidente, a la hora de buscar apoyo en Salta, con el primero que hablará será con Gustavo Sáenz y no con Leavy ni Nora Jiménez, la otra senadora nacional K que tiene la provincia, porque Alberto sabe que quien tiene los votos en la provincia es Sáenz.

La excelente relación que el gobernador Sáenz tiene con la Casa Rosada, y que se demuestra con el constante apoyo a la gestión local que la administración nacional ha hecho desde el comienzo mismo del gobierno sanscista, indica que a la hora de «devolver gentilezas», los candidatos a los cargos nacionales sean consensuados entre el Grand Bourg y la Quinta de Olivos.

Sáenz solicitó al presidente Alberto Fernández reforzar los controles en las fronteras de la Provincia con Bolivia

Siguiendo esa lógica, no sería equivocado aventurar que de las tres bancas en disputa, por lo menos dos serán ganadas por los candidatos que Sáenz nomine, mientras la tercera quedará para que se la disputen entre lo que queda del PRO y sus aliados circunstanciales, llámese el radicalismo residual de Mimessi y los impresentables que lo acompañan en el partido; el olmedismo de «Ahora Patria» con el PRS y eventualmente el PV.

Un desafío complicado

En otros tinglados políticos como la UCR, sólo un grupo de dirigentes comprometidos con los ideales primarios del partido luchan contra el autoritarismo de quienes lo conducen ahora para volverlo a la senda de los partidos democráticos.

Aferrados como ratas a la madera de un naufragio, los mandamaces de turno se niegan a cumplir lo que dice su Carta Orgánica y cierran la posibilidad de democratizar y oxigenar un partido con demasiado mal olor.

Así, este conjunto de radicales buscará presentar batalla electoral el año que viene por afuera de la estructura formal, pero llevando como estandarte los principios fundacionales de la centenaria agrupación política.

La tarea, saben será titánica pero como ellos mismos afirman, «la única batalla que está perdida es la que no se está dispuesto a luchar».

De esta forma, y por encima de la compleja situación sanitaria a causa de la pandemia y que según algunas fuentes indican que casi el 40% de los salteños están contagiados, la política se las ingenia para no perder su lugar en la bitácora provincial y así mantener alerta a toda la dirigencia política.

Quienes digan que no es tiempo de hablar de temas electorales todavía, estarán diciendo lo políticamente correcto pero en verdad, aunque de manera disimulada, ya están mirando que lugar ocuparán y lo hacen ahora, siguiendo el sabio consejo del gurú nacional y popular, Ricky Maravilla, cuando dice: «camarón que se duerme se lo lleva la corriente»


Coming Soon
¿Cómo calificaría la gestión de Gustavo Sáenz a 10 meses de haber asumido?
¿Cómo calificaría la gestión de Gustavo Sáenz a 10 meses de haber asumido?
¿Cómo calificaría la gestión de Gustavo Sáenz a 10 meses de haber asumido?

A %d blogueros les gusta esto: