El Senado provincial aprobó la emergencia turística

La declaración regirá hasta diciembre próximo, extiende beneficios vinculados con aspectos impositivos y financieros y crea un fondo de emergencia.

DANIEL SALMORAL.- El Senado provincial otorgó este jueves media sanción al proyecto de ley que declara la emergencia del sector turístico de la provincia de Salta hasta el 31 de diciembre de este año.

Fue aprobada en medio de la crisis potenciada por la segunda ola de coronavirus, pandemia que ha generado daños irreversibles a una de las principales actividades económicas de la provincia.

La iniciativa, que pasó a Diputados en revisión, extiende beneficios vinculados con aspectos financieros, impositivos e incluso asesoría y acompañamiento para la gestión de créditos que se habían establecido el año pasado a través de una ley que en esa ocasión impulsó el Ejecutivo.

El proyecto aprobado este jueves, también crea un fondo de emergencia para potenciar la actividad, a partir de disponer que el 75% de la recaudación por impuesto a la Tómbola, como así de otros recursos que ingresen a la provincia con motivo de la actividad turística.

Estos recursos serán repartidos respetando proporcionalidad entre las distintas actividades del sector y garantizando una distribución equitativa en todos los departamentos de la provincia. La autoridad de aplicación deberá publicar la nómina de beneficiarios del fondo de emergencia y el monto de los beneficios.

El senador por Cafayate y miembro informante de la comisión de Turismo y Deportes, Sergio Saldaño, remarcó la necesidad de aprobar una nueva ley y explicó que la vigencia hasta diciembre de 2021 fue fijada ante la crítica situación del sector y acorde a la emergencia prorrogada por el Gobierno nacional.

El legislador puntualizó que la disminución por la pandemia de COVID-19 afectó a 7 mil personas que desarrollan esta actividad y por ello se prevé que las diversas áreas sean beneficiarias de las medidas.

«Queremos que Salta siga recibiendo dos millones de turistas por año, que se reactiven las más de mil pymes que están registradas en el Ministerio de Turismo, que los más de 1.200 bares y restaurantes y que los más de cinco mil puestos de trabajo sigan vigentes», señaló Saldaño.

A su turno, el autor del proyecto, senador por Rosario de la Frontera Javier Mónico, subrayó que el turístico es uno de los sectores más importantes de la economía de la provincia y se encuentra entre los tres primeros lugares en la generación de puestos de trabajo.

«Es importante sostener la actividad en estos momentos difíciles, con medidas paliativas que le permitan mantenerse respirando hasta que vuelva la normalidad y el gobierno provincial no puede menos que acompañar a un sector ligado al desarrollo de la provincia», sostuvo.

Las medidas

El proyecto dispone que podrán ser beneficiarios las personas humanas o jurídicas, categorizadas como Micro, Pequeña o Mediana Empresa, cuya facturación en términos reales, contemplando la inflación conforme índice de precios del Indec, del período mayo 2021, sea inferior a la del mismo período del año 2019.

Abarcará a las que realicen las siguientes actividades turísticas en el territorio de la provincia: servicio de transporte con afectación exclusiva para la actividad turística; hoteles y demás alojamientos turísticos; locales gastronómicos; agencias de viajes y turismos; guías de turismo; turismo alternativo; turismo de reuniones; renta car y toda otra actividad turística que se incluya a criterio de la autoridad de aplicación.

Para el supuesto de que el solicitante hubiere iniciado su actividad con posterioridad a los períodos determinados, se tomará como parámetro de medición la facturación correspondiente al primer mes de inicio de actividades respecto a lo facturado en el mes de mayo de 2021.

Se podrá acceder a diferentes beneficios vinculados con aspectos financieros, impositivos e incluso asesoría y acompañamiento para gestión de créditos, pero también será condición para el otorgamiento de los beneficios «no producir despidos sin causas o atribuibles a la crisis, en los períodos comprendidos entre el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio y el cese de la vigencia de la ley.

Entre ellos, exención del pago impuesto a las actividades económicas y del impuesto de sellos, hasta la finalización del ejercicio fiscal 2021, pudiendo ser prorrogado por la autoridad de aplicación.

Diferimiento del pago del 50% del impuesto a las actividades económicas correspondiente al ejercicio fiscal 2022, el que podrá ser abonado en el Ejercicio Fiscal 2023, en hasta 12 cuotas mensuales sin interés.

Hasta diciembre, exención del cobro del permiso para la venta de bebidas alcohólicas y del cobro del canon mensual por el vehículo del transporte turístico del cobro de la lista de pasajeros a nivel provincial.

En el supuesto de verificarse el incumplimiento de esta disposición, los beneficios caducarán de forma automática y se deberá devolver el monto otorgado en la forma en que lo establezca la reglamentación.

El Poder Ejecutivo deberá remitir un informe a la Legislatura respecto al impacto social y económico de la Emergencia Turística.

Fuente: El Tribuno

Coming Soon
¿Crée que se logrará reordenar el macro y micro centro de la Ciudad erradicando la venta callejera?
¿Crée que se logrará reordenar el macro y micro centro de la Ciudad erradicando la venta callejera?
¿Crée que se logrará reordenar el macro y micro centro de la Ciudad erradicando la venta callejera?

A %d blogueros les gusta esto: