Comicios en Francia: alta abstención, voto castigo contra Macron y reelección de la alcaldesa de París

El 60 por ciento de los franceses decidió no votar. En París volvió a ganar la alcaldía Anne Hidalgo. El partido del presidente con baja votación. Y los ecologistas en alza.

DANIEL SALMORAL.- La baja participación histórica en las elecciones municipales de Francia de este domingo muestra una indiferencia política de la población pos pandemia y una valorización de los ecologistas. Son las dos características más importantes de este ballotage, en plena crisis sanitaria del coronavirus. El 60 por ciento de los franceses decidió no votar. En Paris ganó la alcaldía Anne Hidalgo y su proyecto de transformar a la capital francesa en una pista para bicicletas, sin autos.

Hubo un “voto castigo” contra los candidatos oficialistas de La República En Marcha, que favorecieron a la alianza verde con los socialistas. En la segunda vuelta, que se realizó tres meses después de la primera a causa de la epidemia, más de 157.000 candidatos y 16,5 millones de electores debían participar en este comicio marcado por el Covid 19 y sus consecuencias.

En la gran batalla parisina se impuso Anne Hidalgo, socialista aliada con los ecologistas, que intenta convertir a la capital francesa a la bicicleta y sus bicisendas. Así continúa su mandato. Obtuvo el 49,5 por ciento de los votos, 8 puntos delante de Rachida Dati, una hija de la inmigración, ex ministra de justicia de Nicolás Sarkozy y ex vocera y hoy representante de los Conservadores Republicanos. La tercera fue Agnès Buzyn, la representante del partido de Emmanuel Macron, su ex ministra de salud, candidata de apuro, que obtuvo el 14,4 por ciento de los sufragios.

“Merci Paris. Ustedes han elegido la esperanza, un Paris que respira, más agradable a vivir, más solidario, que no dejó a nadie fuera del camino”, dijo la franco-andaluza Hidalgo para celebrar su triunfo, con un programa absolutamente ecologista, que fue muy criticada durante su mandato por su autoritarismo y falta de consenso.

Su opositora, Rachida Dati no se desalentó. ”Hemos sentado las bases para una nueva derecha, fuerte. Hicimos una campaña de terreno como no se había hecho hace mucho tiempo”, declaró.

Los comicios fueron un examen para el presidente Emmanuel Macron, que está siendo fuertemente criticado por la conducción de la crisis de la pandemia por una clase media furiosa, que siente que ha perdido su capacidad de compra, sus empresas o sus empleos. El jefe de Estado francés se mostró “preocupado” por la alta tasa de abstención, que llegaba al 60 por ciento a las 8 de la noche, según la proyección de Elabe Berger_Levrault para BFMTV y Le Parisien. ”No es una buena noticia”, dijo un vocero del Eliseo.

El ballotage se produjo por primera vez en la historia tres meses después de la primera vuelta, que el presidente autorizó a efectuarse cuando cuando la pandemia ya había comenzado.

Un triunfo enorme para el primer ministro Edouard Philippe en su tradicional feudo portuario de Le Havre, en Normandia. El premier fue reelegido como alcalde por el 58 por ciento de los votos, cuando su vínculo con Macron se ha degradado, a causa de su protagonismo y calma en la crisis. No hubo pocas diferencias entre él y Macron. Se reunirán mañana.

Los bien informados en París sostienen que el primer ministro Edouard Philippe presentará su renuncia el lunes o martes a Macron. Podría ser reemplazado por la ex ministra de Sarkozy e ingeniera, Nathalie Koiciusko Morizet, que ha regresado de un alto cargo ejecutivo desde Nueva York para retornar a la política. La ruptura de Macron con los socialistas, que lo ayudaron a llegar al poder, es evidente. Las elecciones presidenciales son en dos años más.

El primer ministro Philippe se negó a referirse a un futuro fuera del gobierno. ”Emmanuel Macron sabe quien soy, qué encarno, qué puedo hacer y qué no puedo hacer. Si él piensa que hay alguien que es más útil, yo respetaré su opción”, dijo Philippe, a quien todos le reconocen una flema británica en la tempestad sanitaria.

Pero tras su clara victoria, el se encuentra en posición de fuerza frente a Macron.El debe resolver rápidamente si siguen siendo premier para asumir o no como alcalde de Le Havre.El domingo próximo, el Consejo Municipal deberá decidir quien es el alcalde de su ciudad.No hay tiempo que perder.

Philippe se impuso en una ciudad que tradicionalmente votó a la izquierda. ”Es un acto de confianza y una responsabilidad excepcional”, dijo el primer ministro de Macron, sin dar un simple indicio de cuál será su futuro político. De allí partió para ser premier. Philippe evocó “resultados netos” y felicitó a su adversario,”a pesar de los desacuerdos”. ”Y ahora al trabajo”, desafió.

El conteo de los votos fue en medio de un sistema sanitario de prevención único en su historia, con medidas para limitar la manipulación de las papeletas de los votos, ante el temor al virus.

Las vedettes de la elección fueron los ecologistas en estos comicios pos-coronavirus. En Lyon, una de las ciudades más importantes de Franciasu candidato Gregory Doucet ganó la alcaldía frente al republicano Yann Cucherat. El mismo fenómeno se repitió en Bordeaux: el ecologista Pierre Hurmic va a la cabeza por el 46,2 por ciento contra el candidato tradicional republicano Nicolas Floria, que alcanza el 43,9 por ciento. En Poitiers, el alcalde saliente Alain Claeys reconoció su derrota frente a la candidata ecologista Léonore Moncondhuyy. Tambien los verdes ganaron Estrasburgo y Marsella, aliados con el PS, Besancon y Tours, con Emmanuel Denis a la cabeza.

Los republicanos hicieron una buena elección al igual que los socialistas, que se aliaron en algunas ciudades con los verdes.

“La verdadera noticia esta noche es una ola de izquierda y ecologista que sumerge a las ciudades”, dijo Raphael Glucksman, filósofo , político y diputado europeo.

En Lille, la “elefante socialista” Martine Aubry se impuso en su territorio, por delante de los verdes. ”Es una gran tristeza ver esta tasa de abstención”, dijo.

En Perpignan, un duelo de los nuevos tiempos: Louis Alliot, el ex marido de Marine Le Pen y su nuevo partido RN, le disputó su cargo al conservador republicano Jean Marc Pujol. Ganó Alliot por 53,3 por ciento contra 46,7 para su adversario. En Orange, el alcalde de extrema derecha Jacques Bompard fue elegido para su quinto mandato. El populismo puede llevar ventajas cuando el electorado descree ahora de la política y sus representantes.

Marine Le Pen, la líder del reciclado Frente Nacional que se llama RN, felicitó a los nuevos alcaldes de Moissab, Mazan Bédarrides y Moirière les Avignon. Ella reivindica una “gran victoria en las municipales”. “Nosotros vamos a poder ser capaces de demostrar que podemos gerenciar grandes colectividades, que va a ser importante para los comicios departamentales y regionales. Yo creo que esta abstención increíble está ligada a la crisis sanitaria”, afirmó .

Los socialistas ganaron la alcaldía de Nancy, en el Gran Este. Pero perdieron Carmaux, la patria de Jean Jaurès, que siempre habían gobernado. En Mans, en Sarthe, Stephane Le Foll, el ex ministro de agricultura socialista y portavoz del gobierno de Francois Hollande, consiguió una victoria con el 63,14 por ciento.

Jean Luc Mélenchon, líder de Francia Insumisa, el tribuno de la república, evocó “una insurrección fría». Dijo que “la principal lección del escrutinio fue la abstención”. ”La masa del pueblo francés está en guerra cívica”, declaró.

En Marsella, Michelle Rubiola fue elegida y la ciudad fenicia se inclina hacia la izquierda, luego de 25 años en mano de los conservadores. Una elecciones diferentes, dramáticas, con una crisis sanitaria que dejó 30.000 muertos, una horrenda descomposición económica, desempleo y una nueva clase media empobrecida y furiosa contra el poder.Gel, máscaras, guantes para los que estaban en las mesas de autoridades electorales, largas colas, distancia social obligatoria.

Este ballotage concierne a las grandes ciudades pero dejó en evidencia que solo cuatro electores sobre diez se movilizaron para elegir a su alcalde. Los ganadores las han bautizado las elecciones del “nuevo mundo”, con un nuevo paradigma pos coronavirus.BFMTV, la CNN francesa, decidió no cubrir la elección porque está en huelga ante una ola de despidos.

Fuente: EFE


Coming Soon
¿Cree que los salteños actúan con responsabilidad social ante el COVID-19?
¿Cree que los salteños actúan con responsabilidad social ante el COVID-19?
¿Cree que los salteños actúan con responsabilidad social ante el COVID-19?

A %d blogueros les gusta esto: